Lo de dentro y lo de fuera

Hoy me gustaría reflexionar sobre la que es posiblemente la mayor diferenciación que exista, y no, no me refiero a ricos y pobres, ni guapos ni feos.  Sino lo de dentro y lo de fuera (ahora no se si es dentro o adentro). En fin, vamos primero a conocer que es cada cosa y el motivo por el cual probablemente no sabías que lo que tienes dentro es mucho más grande, inmenso e infinito que lo que hay fuera (y dentro no me refiero debajo de la ropa interior 😉 ).

Por los motivos que sean, siempre hemos pensado que fuera de nosotros (entiendo nuestro cuerpo como la frontera entre ambos lados) es donde transcurre nuestra vida. Fuera tenemos nuestro mundo, nuestras cosas, nuestro trabajo, pareja, amistades, etc. etc. Y dentro de nosotros (dentro no me refiero en las vísceras y todo eso, sino en el plano mental, espiritual, psicológico, etc.) no sabemos ni siquiera que hay.

Que pasa y donde está el meollo del asunto, pues que confiamos y depositamos plena y ciegamente nuestra felicidad en lo de fuera. ¿Y entonces que ocurre? Que lo de fuera no podemos controlarlo, y eso nos frustra (intentad decir frustra muchas veces y veréis como os engancháis). Por mucho que queramos (o intentemos no verlo) la vida es incontrolable, mira si es que hoy estas aquí y puede que mañana ya no (y no me refiero a estar en este blog). Entonces es como construir un castillo de arena al lado del mar, cualquier día una ola lo puede derribar. Depositamos nuestra felicidad en cosas externas que por su naturaleza son efímeras. Somos felices, tenemos un trabajo de ensueño, un día ese trabajo se acaba, dejamos de ser felices. Somos felices, encontramos el amor verdadero, ese amor se puede ir con otro/a, o como nosotros, algún día morirá. Somos felices, somos jóvenes y sanos, esa juventud algún día se acabará. Amor, dinero, fama, poder,  etc., todas esas cosas no dependen totalmente de nosotros.

Ahora vamos con lo de dentro ¿Qué hay dentro? ¿Te has parado ha pensarlo? Algunos dicen que dentro de nosotros está el mismo universo, otros la fuente de la que nace todo. Haya lo que haya dentro, una cosa está clara, tu y solo tu eres el dueño, jefe, amo y señor. No puedes elegir que hoy llueva o haga mal tiempo pero si elegir que eso no te afecte. Ser felices no depende de que nos vaya todo bien, es una actitud, lo único que hace falta para ser feliz es querer serlo (maldita sea, esto cada vez se parece más a un libro de autoayuda!).

rustal_1600j

Y para empezar la semana vamos a probar con una nueva cabecera para cambiar un poco de aires

Anuncios

4 pensamientos en “Lo de dentro y lo de fuera

  1. oficinista

    No te preocupes, yo nunca he visto nada malo en el concepto de los libros de autoayuda, aunque hay muchos que sólo intentan aprovechar el tirón que tienen para hacer dinero, otros consiguen hacerte reflexionar que quizás és lo que intentas.

    Responder
  2. Como alargar tu pena Autor de la entrada

    Ya, es un decir. La verdad es que cada vez desconfío más de los libros de autoayuda. Tratan de curar los síntomas pero no el problema. Son como aspirinas que curan el dolor de cabeza pero no la enfermedad que lo provoca. Te lees un libro de esos (reconozco que hay muy buenos) y estás bien, es más, fantástico pero al cabo del tiempo vuelves a estar igual. Y lo digo porque ese es mi caso, me he leído muchos libros, y en su momento parecía que había encontrado la clave de no se, la felicidad o la vida o yo que se, y a las semanas continuaba igual de matao. Si de verdad fuesen efectivos, con uno, solo uno, sería suficiente.

    Responder
  3. oficinista

    Cómo dice el sabio, conocimiento no es sabiduria. Yo también he leido bastantes y se muy bien de que hablas con la sensación que dejan y lo poco que dura. Pero tampoco creo que sea culpa de los libros sino de nuestra falta de constancia y de confianza en aplicar principios que nos parecieron útiles en el momento de leerlos. Y no se si seria suficiente con uno, porque cada uno de nosotros somos tan distintos que lo que a uno le ayuda a otro no le sirve…

    Responder
  4. Como alargar tu pena Autor de la entrada

    Muy bien dicho! Si ya lo se, la culpa es la falta de constancia, pero claro, para mi es más fácil echarle la culpa a los libros que a mi mismo, je je. Y la verdad es que aunque pueda parecer que sean todos muy distintos entre ellos al final todos hablan de lo mismo, pero si que tienes razón en que con la variedad que hay cada uno puede elegir el que más le convenga, el problema es encontrarlo y no perderse entre la multitud que hay solo para sacar dinero

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s