Cuento

Se cuenta que en el siglo pasado, un turista americano fue a la ciudad de El Cairo, con la finalidad de visitar a un famoso sabio.
El turista se sorprendió al ver que el sabio vivía en un cuartito muy simple y lleno de libros. Las únicas piezas de mobiliario eran una cama, una mesa y un banco.

– ¿Dónde están sus muebles? – preguntó el turista.
Y el sabio, rápidamente, también preguntó:
– ¿Y dónde están los suyos…?
– ¿Los míos? – se sorprendió el turista. – ¡Pero si yo estoy aquí solamente de paso!
– Yo también – concluyó el sabio.

habitacion

Anuncios

4 pensamientos en “Cuento

  1. La copa de Circe

    Que poco conscientes somos todos de éso, que aquí estamos todos de paso y que al otro barrio no nos vamos a mudar con todas las cosas que acumulemos…
    Genial, haré el experiemento de contarle éste cuento a alguna pija de mi curro cuando me esté vacilando de la última chuminada inútil que se haya comprado, a ver qué cara me pone.

    Responder
  2. Como alargar tu pena Autor de la entrada

    La verdad es que este es uno de los cuentos que mas me han gustado. Pero Sandra, Sandra, ays, Sandra, hay que ser más humildes, el niño Jesús llora cada vez que nos sentimos superiores a los demás solo por no necesitar de chuminadas inutiles. Compasión y humildad, no lo olvides, compasión y humildad…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s