El equipo Hoyt

Hoy os vamos a tocar la vena sensible con esta entrañable historia de superación. Rick Hoyt no tuvo un nacimiento fácil, nació con el cordón umbilical alrededor del cuello provocándole una asfixia que le haría padecer una parálisis total del cuerpo. A pesar de que los médicos le aconsejaron internarlo en un hospital, Dick, su padre, decidió criarlo en su casa como un hijo más.

Siendo niño descubrieron que si tenía actividad cerebral, y a los doce años gracias a un ordenador pudo empezar a comunicarse, y en una carrera benéfica en el colegio donde Rick participó ayudado por su padre, le dijo a este, que mientras corrían no se sentía discapacitado. Así que Dick, militar retirado, empezó a participar con su hijo en todas las carreras posibles, siendo un ejemplo de superación para todos.

Os recomiendo que miréis este video donde se cuenta mucho mejor la historia. Así que recordad, nuestros límites solo los ponemos nosotros y diferente no significa peor, solo diferente.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s