Cuento

Una vez el sultán iba cabalgando por las calles de Estambul, rodeado de cortesanos y soldados. Todos los habitantes de la ciudad habían salido de sus casas para verle. Al pasar, todo el mundo le hacía una reverencia. Todos menos un derviche arapiento.
El sultán detuvo la procesión e hizo que trajeran al derviche ante él. Exigió saber por qué no se había inclinado como los demás.
El derviche contestó:
– Que toda esa gente se incline ante ti significa que todos ellos anhelan lo que tú tienes : dinero, poder, posición social. Gracias a Dios esas cosas ya no significan nada para mí. Así pues, ¿por qué habría de inclinarme ante ti, si tengo dos esclavos que son tus señores?.
La muchedumbre contuvo la respiración y el sultán se puso blanco de cólera.
– ¿Qué quieres decir? – gritó.
– Mis dos esclavos, que son tus maestros, son la ira y la codicia – dijo el derviche tranquilamente.
Dándose cuenta de que lo que había escuchado era cierto, el sultán se inclinó ante el derviche.

The Sultan of Morocco and his Entourage 1845 DELACROIX

Anuncios

Un pensamiento en “Cuento

  1. guelgar

    Es muy bueno el cuento,ya que la codicia y la ira ,no dejan disfrutar de lo que tiene,y siempre quiere más,para mi junto con el rencor,la envidia y el odio,son las peores cosas que puedes sentir,pues no te permite ser feliz con lo que consigas por que siempre habrá alguien que tenga más,el rencor no te permitirá disfrutar de la felicidad,por que siempre lo recordarás, el odio no te permite sentir las cosa positivas que te rodean ,por que solo te fijas en las malas.

    Por eso me ha gustado el cuento por que con elegancia,sabe trasmitir,que nadie puede hacerte desear querer tener lo que tiene si tu no lo deseas,y por lo tanto no existe la envidia,ni el deseo ,ni la codicia,por que cuando das más importancia a lo que sientes que a lo que tienes, te haces insensible a la envidia,la codicia,o el odio lo puedes cambiar por algo positivo, como la pena porque nunca será feliz o indiferencia contra la rabia,pues no hace daño con las palabras quien quiere sino quien puede.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s