De vuelta al ruedo

Las vacaciones de Fran:

Como ya sabréis, nada permanece excepto el cambio, y las vacaciones también tocan a su fin. La verdad es que parece que ha pasado una eternidad desde que celebramos el cumpleaños de Josito en las lejanas, solitarias y apacibles tierras de Benidorm, cuando en realidad apenas han pasado tres semanas, pero que os voy a contar sobre la relatividad del tiempo…

El caso es que, por mi parte, han sido unas vacaciones muy completas: ha habido relax, ha habido fiesta, e incluso (en estos últimos días) deporte, ya que hay que depurar el organismo de todo lo que he acumulado en los últimos meses.

Pero hay que volver a la rutina, que ya empiezo a echarla en falta, y a proponerse objetivos para el curso que empieza. Lo primero que quiero cambiar es mi adicción a la lectura de temática autoayuda/newage/realización personal, y es que no por mucho leer se consigue avanzar en la senda de la autorrealización, ya que esto es una cuestión de actos, no de palabras. Y también porque conocimiento no es igual a sabiduría (como mucha gente confunde). Así es que a partir de ahora, nada de libros; me quedaré con el gusto de “El guerrero pacífico”, uno de los mejores libros que he leído de la temática mencionada.

También me he propuesto luchar contra los efectos de la entropía en mi cuerpo, pero de forma saludable (yoga, ejercicio físico, dieta sana, etc). Me he dado cuenta de que, a partir de cierta edad, el cuerpo no se recupera tan fácilmente de los excesos.
En fin, en general voy a intentar actuar más y pensar menos.

Mojito

Marchando un mojito bien cargado!

Las vacaciones de Josito:

Aquí estamos otra vez, una temporada más. Aún queda verano pero ya no vacaciones, aunque la verdad es que ya tenía ganas de volver a la rutina, al final tanto tiempo libre cansa, bueno, todo en grandes cantidades acaba cansando (menos mi amor y simpatía, claro).

Como si de una redacción de la escuela se tratase os contaré que es lo que he hecho este mes de agosto: “

“.

¿Habéis visto ese hueco? pues eso es lo que he hecho en todo el mes, o sea nada. No, pero no ha sido un mal mes, todo lo contrario. El no hacer nada me ha dado conciencia del vacío, así como también he tenido la suerte de aburrirme. Pero sobretodo he descubierto lo inútil e infructuoso que es pensar y recrearse en el pasado, así que no hablemos más de agosto, sino de todo lo que está por llegar.

Ay, pero me pierde el ego, y me encantaría contaros porque tengo un certificado de gordo, de cómo estuve a punto de morir ahogado en el mar o la tarde que se me metió una abeja en el bañador y empezó a picarme. Todo a su debido tiempo, de momento volvemos a poner en activo, este nuestro/vuestro blog. Sabéis que hay un correo de contacto por si alguien quiere sugerirnos o contarnos algo, así como nuestra cuenta del facebook. ¿Y que habéis hecho vosotros/as? ¿algo interesante?

mi certificado

Puede que el diploma más importante que me hallan dado nunca

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s