Sanos, limpios y bien comidos

El otro día estaba viendo una película de Cantinflas (mejor no preguntar porque) y hubo una escena que me gustó especialmente. Estaban Canfinflas y su ahijado arrodillados al borde de la cama rezando antes de dormir, y lo único que le pidieron a su ángel de la guarda fue estar sanos, limpios y bien comidos. Claro, lo que pediría cualquier persona hoy en día, ¿o tal vez no?

Damos muchas cosas por hecho, como que mañana seguiremos estando aquí. Como siempre, no solemos saber lo que tenemos hasta perderlo, aunque no sea del todo. Hoy mismo estaba en el médico, y este ha ido a la habitación de al lado para llamar a un compañero en plan “eh, ¿quieres ver algo curioso?”. Y allí estaban los dos mirando mi radiografía preguntándose que demonios habría hecho para tener así la rodilla. Cosas que pasan.

Y aquí estamos, sanos, limpios y bien comidos, y sin embargo no estamos contentos, no estamos conformes, no es suficiente, nos quejamos, queremos más y nos enfadamos.  Llevamos de cabeza a nuestro ángel de la guarda ¿así como nos va a ayudar? Si estuviese aquí Cantinflas…

canfinflas el bolero de Raquel Mario Moreno “Cantinflas”, grande entre los grandes

Anuncios

Un pensamiento en “Sanos, limpios y bien comidos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s