Feliz sin motivos II

Hace algún tiempo mi compañero de blog escribió una entrada con el mismo nombre, pero no se refería a lo que voy a describir. Yo quiero hablar de una felicidad sin motivos, que no es provocada, que no es la reacción a una causa, simplemente felicidad.

De normal cuando nos sentimos felices, y con felicidad me refiero a un sentimiento de bienestar y alegría, es por un motivo, ya sea por recordar el pasado (“que bien me lo pasé en tal fiesta” o “que feliz era de niño” etc) por una situación presente (“hoy me sale todo bien” o “que buen día hace” etc) o por las expectativas de algo que va a pasar (“este fin de semana tengo planazo”  o “cuando tenga vacaciones…” etc). Pero hay un tipo de felicidad que no viene a consecuencia de nada, por lo tanto es imprevisible y puede ser desconcertante porque de repente te ves siendo feliz, y no estás haciendo nada especial y te preguntas ¿Por qué no puedo parar de sonreír?

La otra  felicidad está bien, pero siempre necesita de un detonante que la produzca y suelen ser factores que se escapan de nuestro control, sin embargo esta felicidad de la que hablo yo (llamémosla a partir de ahora “gozo” para no confundir con la otra) aparece porque sí, y no importa lo que estés haciendo (incluso aunque sea desagradable) que te sentirás bien.

El problema está en que por su propia naturaleza de no tener motivos, el gozo no se puede buscar, solo aparece. Por propia experiencia diré que estos episodios gozosos suelen aparecer más en las épocas que hay una práctica seguida de meditación, pero tampoco se puede meditar esperando que aparezcan.

El gozo es escurridizo como los gamusinos pero está ahí, esperando hacer feliz al que menos se lo espere. Puede que seas tu, o tal vez tu, de todas maneras empieza a sonreír a ver que pasa… 🙂

arbol iluminado

Anuncios

2 pensamientos en “Feliz sin motivos II

  1. Manu

    Quiero una entrada sobre los gamusinos… Variedades, costumbres, aficiones, etc.. 😀

    Por cierto, muy chula la imagen del post.

    Responder
  2. Como alargar tu pena Autor de la entrada

    Vaya, ultimamente estoy que me salgo con las imagenes! 😉

    Uff, tema complicado el de los gamusinos, entre su compleja idiosincrasia y lo poco que les gusta mostrarse no creo que pudiera hacer un dossier aceptable.

    Todos los años les pido a los Reyes Magos que me traigan un gamusino de mascota, hasta ahora no me lo han traído pero con lo bien que me estoy portando este año creo que por fin lo tendré. Entonces será cuando escriba una entrada sobre ellos…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s