La llamada del cielo y del trueno, ¡que empiece la aventura!

El otro día escuché un concepto que me gustó especialmente, lo decía Pilar Jericó autora del libro “Héroes cotidianos” (aunque creo que viene de la mitología china) y se refería a la llamada del cielo y la llamada del trueno, o como empiezan las aventuras.

Cualquier aventura o cambio en la vida empieza con una llamada, algo que nos cambia nuestra rutina y nos empuja a ponernos en marcha, la del cielo es cuando voluntariamente emprendemos un viaje, buscamos nuevas experiencias, queremos cambios en lo personal o en lo profesional, deseamos conocer cosas nuevas, empezar proyectos, etc, y al contrario tenemos la llamada del trueno, que esa es peor, no la elegimos ni la buscamos y no la podemos ignorar, como un despido, una perdida afectiva, una enfermedad, etc.

Cuando tenemos la llamada del cielo, podemos ignorarla, y así lo hace mucha gente, queremos cambiar nuestras vidas, empezar nuevos caminos pero no lo hacemos, por lo general por miedo, porque no sabemos que pasará. Pero la vida es una continua aventura, que no se detiene, y a veces si no lo hacemos a las buenas será a las malas, como la llamada del trueno. Nadie elige ni quiere que le pasen cosas malas, pero muchas veces, cuando las superamos salimos mejores y más fuertes de esas situaciones, y aunque no nos gusten, a veces las necesitamos para crecer.

La literatura y el cine están plagados de ejemplos de estas llamadas además de que forman parte de cualquier historia (presentación, nudo y desenlace). En la llamada del cielo tenemos al Quijote que buscando nuevas aventuras sale de su cómoda rutina diaria y por el otro lado, desde el trueno, está Frodo que ha sido el elegido para llevar el anillo, aunque él prefiriese quedarse en casa. Pero en ambos casos, al final lo importante es que el héroe crece y aprende.

¿Qué mayor aventura hay que la vida? Estad preparados porque cuando oigas la llamada nada volverá a ser como antes, quizás podáis elegir que pastilla tomar, como Neo, pero si no podéis, al menos disfrutad del camino, porque como en Ítaca, lo importante es el viaje! 😉

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s